Planificar contenidos es mucho más que elegir una foto, escribir un pie de foto y programar la publicación. Puedes tener la mejor estrategia de marketing del mundo, pero no tendrá éxito sin una planificación adecuada de los contenidos.

A continuación te explicamos por qué es así, y 7 pasos que cualquiera puede seguir para planificar un contenido eficaz en las redes sociales que cumpla con los objetivos.

¿Qué significa «planificación de contenidos» para los gestores de redes sociales?

Programar tus publicaciones en las redes sociales con antelación es estupendo, pero es sólo una pequeña parte de lo que constituye un plan de contenidos. La planificación de contenidos realmente eficaz se centra en el panorama general: tus objetivos de marketing.

El contenido bien planificado es:

  • Creado en lotes para optimizar la eficiencia.
  • Parte de una campaña multiplataforma y se reutiliza en todos los canales para lograr el máximo impacto.
  • Conectado a uno o más objetivos de marketing.
  • Equilibrado entre tu propio contenido original y el contenido curado.

¿Por qué es tan importante la planificación de contenidos?

El contenido caótico en las redes sociales se escribe y se publica cuando te llega la inspiración. Pero el plan de contenido eficaz consiste en identificar tus objetivos de marketing y crear contenido por adelantado que se alinee con esos objetivos y los promueva.

Tu estrategia de marketing en redes sociales es lo que quieres lograr y cómo lo vas a conseguir. La planificación de contenidos es el proceso de diseño de contenidos para alcanzar esos objetivos.

Te mantiene organizado

Planificare los contenidos es mucho más eficaz que intentar crear una publicación sobre la marcha cada día o para una campaña específica. Por el contrario, hacerlos en grupo significa que te tomas el tiempo para escribir específicamente un montón de contenido a la vez.

Además de ser una forma más eficiente de escribir contenido, obtendrás más beneficios. A medida que escribas cada pieza de contenido, puedes extraer trozos para reutilizarlos. Un post puede convertirse rápidamente en cinco o más sin mucho tiempo extra. Por ejemplo:

  • Escribe un guion de reels para Instagram.
  • Crea un título de texto a partir de ese guion para utilizarlo en plataformas basadas en texto como Twitter.
  • Haz una imagen o infografía a partir del contenido del Reel para utilizarla como forma alternativa de comunicar la información.
  • Y, por supuesto, lo más básico: toma nota para guardar tu vídeo Reel completado en diferentes tamaños para utilizarlo en otras plataformas, como YouTube, páginas de Facebook, TikTok, etc.
  • Comprueba los tamaños de publicación recomendados actualmente para cada plataforma antes de guardarlo.
  • Además, hay muchas más opciones, desde escribir un artículo sobre el tema hasta una serie de Tweets cortos con los puntos clave y todo lo demás.

¡La planificación de contenidos ahorra tiempo y te permite sacar el máximo partido a tu trabajo!

Te ayuda a evitar la presión de última hora (y el bloqueo de escritores)

Supongamos que es San Valentín y te olvidaste de crear un post y no tienes nada programado. ¿Qué pensarán tus clientes de ti? Ya sea que publiques para todas las fiestas inventadas o sólo para las reales, la planificación de contenidos significa que tú y tu equipo nunca se estresarán tratando de crear algo de última hora porque se olvidaron de que este fin de semana es un fin de semana largo.

Más allá de las esperadas celebraciones festivas, la planificación de contenidos garantiza que se haga el mejor trabajo posible. Planificar con antelación deja espacio para el pensamiento creativo, la colaboración y evita el agotamiento.

Conecta tu actividad en las redes sociales con los objetivos de marketing

La planificación de contenidos te permite mantener la vista en el objetivo. Tienes una estrategia de marketing formal y, con suerte, también una estrategia de contenidos.

La verdad es que cada publicación en las redes sociales no es tan importante por sí sola. Sin embargo, todas tus publicaciones juntas es lo que determina si tu estrategia de redes sociales se hundirá o no.

Cómo crear un plan de contenidos ganador en 8 pasos

La planificación de contenidos es la parte más importante del trabajo de un especialista en marketing y redes sociales, pero no te preocupes, es fácil una vez que se tiene el proceso adecuado.

Un buen plan de contenidos reúne 3 elementos clave:

  • Tu estrategia de redes sociales
  • Tu calendario de contenidos en redes sociales
  • La frecuencia con la que publicarás

Vamos a crear tu plan de contenidos personalizado ahora mismo.

Paso 1: Planificar los temas de contenido

Antes de crear contenido, tienes que elegir las categorías sobre las que vas a publicar. El número de temas que tienes y lo que son depende de tu negocio, por ejemplo, en Universitatem publicamos temas de SEO, marketing, redes sociales, etc.

Estos temas son tu guía para la creación de contenidos. Si una publicación no es sobre una de las cosas de tu lista, no la publicas.

Paso 2: Lluvia de ideas para campañas y publicaciones

Con tu lista de temas delante, ¡crea! Simplemente… ¡piensa! ¡Escribe! ¡Hazlo!

Escribe todas las ideas que se te ocurran y que cumplan los siguientes criterios:

  • Se trata de uno de los temas de tu lista.
  • Está relacionada con tus objetivos de marketing.

No es tan sencillo «pensar en ideas», ni siquiera para los que nos ganamos la vida presionando teclados todo el día. La forma de pensar depende de ti, pero aquí tienes algunas formas de inspirarte:

Analiza a tu competencia: ¿Qué publican? ¿Puedes darle tu propio giro a esas ideas?

Revisa el pasado: ¿Qué campañas han tenido más éxito anteriormente? ¿Qué elementos de esas campañas fueron los más eficaces? ¿Cómo puede reproducirlos para tu nuevo objetivo o campaña?

Paso 3: Decide cuándo vas a publicar

Ya tenemos el por qué y el qué, ahora necesitamos el cuándo.

Por qué: ¿Por qué vas a publicar esto? ¿A qué objetivo comercial sirve este contenido?

Qué: ¿Qué vas a publicar? Es decir, el contenido real que has pensado.

Cuándo: ¿Cuándo es el mejor momento para publicarlo?

A veces, el momento es obvio: contenido navideño, lanzamiento de un producto, etc. Pero el momento es mucho más importante que el día para el que se ha programado. También hay que tener en cuenta la frecuencia general de publicación.

Tendrás que experimentar con la frecuencia de publicación semanal, el número de publicaciones diarias y las horas del día. Además, las plataformas cambian sus algoritmos constantemente, por lo que lo que funciona ahora podría no hacerlo dentro de seis meses.

Paso 4: Decide tu combinación de contenidos

No es necesario reinventar la rueda cada día. Un plan exitoso de marketing de contenidos y redes sociales contiene una mezcla de contenido original y curado. Pero, ¿qué debes curar? ¿De dónde? ¿Con qué frecuencia?

Un buen contenido curado es

  • Relevante para tu audiencia.
  • Relacionado con uno de tus temas de contenido (del paso 1).
  • Conectado con un objetivo empresarial.

La forma en que cada pieza y tipo de contenido encaja con el resto de los contenidos de las redes sociales es más importante que la cantidad que se comparte, pero una mezcla estándar de contenido es 40% original y 60% curado. Por supuesto, puedes ajustarlo hacia arriba o hacia abajo en función de tus preferencias y de tu capacidad de producción de contenidos propios.

Algunas semanas puedes compartir más contenido curado que otras, pero en promedio, apégate a tu plan. ¿Un método infalible para asegurarse de no excederse? Comparte una publicación, crea una publicación y repite.

Paso 5: Asignar responsabilidades

Puede ser fácil perder de vista la planificación de los contenidos con antelación y acabar en ese familiar “¡necesitamos posts para mañana!», ¿verdad? El trabajo del planificador es asegurar que el trabajo que debe hacerse fluya hacia todos los demás.

Unas expectativas claras sobre quién hace qué son esenciales para la planificación de contenidos. Si te encargas de este trabajo solo y no tienes un equipo de marketing dedicado con escritores, diseñadores, personal de atención al cliente, etc., ahora es el momento de crear uno.

Si tienes un presupuesto ajustado, busca trabajadores autónomos a los que subcontratar tareas a medida que las necesites para poder controlar los gastos. En el caso de los equipos internos y de los más grandes, hay que planificar la planificación. Es redundante, y realmente cierto.

Ponlo literalmente en tu calendario. Asigna a un planificador/estratega que gestione el proceso general de planificación de contenidos y asigne el trabajo de cada semana o mes. A continuación, asigna un diseñador, un redactor, un gestor de proyectos, etc. a cada cliente y/o campaña que estés gestionando.

Paso 6: Escribe los pies de foto de las publicaciones

Siempre que sea posible, es mejor escribir el contenido de las publicaciones en las redes sociales antes de que la campaña pase al equipo de diseño (el siguiente paso).

Esto tiene algunos beneficios clave:

  • Proporciona un contexto al diseñador para que pueda trabajar de forma eficiente.
  • Comprenderán mejor la estructura y los objetivos de toda la campaña.
  • Mientras escribes los mensajes, puedes pensar en más ideas que añadir a la campaña para llenar los vacíos.
  • Ahorra tiempo al permitir que la edición y las aprobaciones se produzcan simultáneamente con el diseño, de modo que puedas publicarlo antes.

Paso 7: Programa el contenido por adelantado

Por último, pero no menos importante, la programación. No necesito decirte que programar tu contenido con antelación es importante para la eficiencia básica. Pero también es la única cosa que puede volver un éxito o hacer fracasar toda tu estrategia de marketing en redes sociales. Sin presiones.

Pero realmente, ¿de qué sirve planificar el contenido y seguir todos los pasos aquí si no vas a programar ese contenido con antelación de una manera organizada, eficiente y estratégica? Exactamente.

Conclusión

Esperamos que esta guía te haya ayudado a tener más en claro qué pasos debes seguir para programar tus contenidos en las redes sociales.

No te olvides que que es solo parte de tu estrategia general de publicación, si no sabes sobre esto, no te olvides de leer nuestra artículo sobre estrategia de contenidos.