Las redes sociales abarcan una amplia gama de sitios web y aplicaciones. Algunas, como Twitter, se especializan en compartir enlaces y mensajes cortos escritos. Otras, como Instagram y TikTok, están construidas para optimizar el intercambio de fotos y vídeos.

El término es tan vago que básicamente puede usarse para describir casi cualquier sitio web en Internet hoy en día. ¿O no?

Para empezar, veamos cada palabra por separado.

La parte «red»: se refiere a un instrumento de comunicación, como Internet (mientras que la televisión, la radio y los periódicos son ejemplos de formas más tradicionales de medios de comunicación).

La parte «social»: se refiere a la interacción con otras personas compartiendo información con ellas y recibiendo información de ellas.

A partir de estos dos términos separados, podemos elaborar una definición básica:

Las redes sociales son herramientas de comunicación basadas en la web que permiten a las personas interactuar entre sí compartiendo y consumiendo información.

Sí, es una definición amplia, pero hay que tener en cuenta que los medios sociales son un término muy amplio.

UNIRME AL GRUPO DE TELEGRAM

¿Para qué sirven las redes sociales?

Básicamente, las redes sociales son sitios web y aplicaciones diseñadas para permitir a las personas compartir contenidos de forma rápida, eficiente y en tiempo real. Aunque muchas personas acceden a las redes sociales a través de aplicaciones para teléfonos, esta herramienta de comunicación comenzó con los ordenadores, y las redes sociales pueden referirse a cualquier herramienta de comunicación en Internet que permita a los usuarios compartir ampliamente contenidos y relacionarse con el público.

Cualquiera que tenga acceso a Internet puede abrir una cuenta en las redes sociales. Pueden utilizar esa cuenta para compartir cualquier contenido que deseen, y el contenido que comparten llega a cualquiera que visite su página o perfil.

Lo que hace únicas a las redes sociales es que son amplias y relativamente sin censura. Aunque muchas empresas de redes sociales imponen algunas limitaciones -como retirar imágenes que muestren violencia o desnudez-, hay muchas menos limitaciones sobre lo que alguien puede compartir que las que hay en otros medios de comunicación de masas como los periódicos, las emisoras de radio y los canales de televisión.

El uso de hashtags en las redes sociales agrupa los contenidos por temas, lo que permite a los usuarios conectar con extraños que comparten contenidos relacionados con un tema de interés, si quieres saber cómo usar los hashtags en Twitter una de las redes sociales donde más se usan, échale un vistazo a nuestra publicación.

Cómo funcionan las redes sociales

Dado que las redes sociales abarcan tantos tipos de sitios web y aplicaciones, el funcionamiento de estas herramientas también varía. Sin embargo, la mayoría de los sitios comienzan con la creación de un perfil por parte del usuario, normalmente proporcionando un nombre y una dirección de correo electrónico.

Una vez creado el perfil, los usuarios pueden crear y compartir contenidos. Por ejemplo, un usuario de Instagram con una cuenta nueva puede hacer una foto y compartirla en su perfil con un pie de foto. Además de crear contenidos para su perfil, los usuarios pueden encontrar a otros usuarios cuyos contenidos quieran seguir o comentar. Dependiendo del tipo de red social, un usuario puede «seguir» a otro usuario, añadirlo como «amigo» o «suscribirse» a la página de otro usuario.

Las redes sociales suelen utilizar «feeds», las cuales permiten a los usuarios desplazarse por el contenido. El feed incluirá contenidos de usuarios «seguidos», así como de entidades que pagan por promocionar sus contenidos.

Tipos de redes sociales

Hay muchos tipos diferentes de redes sociales y muchos servicios podrían encajar en varias categorías. A continuación se presentan algunos de los principales tipos, junto con algunos ejemplos.

Sociales

Es el tipo de red social por excelencia, en el que piensas cuando se te viene a la mente el término. Se especializan en conectar e intercambiar pensamientos, ideas y contenidos con otros usuarios, a menudo con usuarios que comparten gustos e intereses. Facebook y Twitter son ejemplos de redes sociales, al igual que LinkedIn, aunque esta sea más profesional que otras.

Media

A diferencia de las redes sociales, que se especializan en permitir a los usuarios compartir e intercambiar pensamientos e ideas en bruto, estas se especializan en la distribución de contenidos como fotografías y vídeos. Instagram y YouTube son ejemplos de ello.

Debate

Las redes de debate como Reddit son la salida ideal para las publicaciones que pueden suscitar un debate en profundidad entre los usuarios. Los usuarios pueden dejar respuestas detalladas en la sección de comentarios, y otros usuarios pueden responder directamente a esos comentarios, permitiendo que las conversaciones crezcan y se desarrollen orgánicamente.

Los sitios de blogs, como WordPress, también pueden incluirse en la categoría de redes de debate, aunque algunos consideran que los blogs son un tipo propio de medios sociales.

Reseñas

Las redes de opiniones y reseñas como Yelp, TripAdvisor yGoodReads añaden aspectos de redes sociales a las opiniones de los usuarios sobre productos y servicios. Los usuarios pueden interactuar directamente con las personas que dejan sus opiniones, al igual que las empresas que las reciben.

Características de las redes sociales

La siguiente lista de características comunes es a menudo un indicio de las rede sociales. Si te preguntas si un sitio en particular puede clasificarse como social o no, intenta buscar al menos una de estas características.

Cuentas de usuario personales: Si un sitio permite a los visitantes crear sus propias cuentas en las que pueden iniciar sesión, es un buen primer indicio de que podría utilizarse para algún tipo de interacción basada en el usuario, tal vez la interacción social. Aunque es posible compartir información o interactuar con otros en línea de forma anónima, tener que crear algún tipo de cuenta de usuario primero es algo más común y estándar.

Páginas de perfil: Dado que las redes sociales tienen que ver con la comunicación, a menudo es necesaria una página de perfil para ayudar a representar a un individuo y darle un espacio para crear su propia marca personal. Suele incluir información sobre el usuario, como una foto de perfil, una biografía, un sitio web, un feed de publicaciones recientes, recomendaciones, actividad reciente y mucho más.

Amigos, seguidores, grupos, hashtags, etc: Las personas utilizan sus cuentas para conectarse con otros usuarios. También pueden utilizarlas para suscribirse a determinadas formas de información.

Noticias: Cuando los usuarios se conectan con otros usuarios en las redes sociales, básicamente están diciendo: «Quiero recibir información de estas personas». Esa información se actualiza para ellos en tiempo real a través de su feed de noticias.

Personalización: Los sitios de redes sociales suelen dar a los usuarios la flexibilidad de configurar sus ajustes de usuario, personalizar sus perfiles para que tengan un aspecto específico, organizar a sus amigos o seguidores, gestionar la información que ven en sus fuentes de noticias e incluso dar su opinión sobre lo que quieren o no quieren ver.

Notificaciones: Cualquier sitio o aplicación que notifique a los usuarios sobre información específica está definitivamente jugando el juego de las redes sociales. Los usuarios tienen un control total sobre estas notificaciones y pueden elegir recibir los tipos de notificaciones que desean.

Actualizar, guardar o publicar información: Si un sitio o una aplicación permite publicar absolutamente cualquier cosa, con o sin una cuenta de usuario, entonces es social. Puede ser un simple mensaje de texto, una subida de fotos, un vídeo de YouTube, un enlace a un artículo o cualquier otra cosa.

Botones de «me gusta» y secciones de comentarios: Dos de las formas más comunes de interactuar en las redes sociales son los botones que representan un «me gusta» y las secciones de comentarios donde podemos compartir nuestras opiniones.

Sistemas de revisión, calificación o votación: Además de los «me gusta» y los comentarios, muchos sitios y aplicaciones de las redes sociales se basan en el esfuerzo colectivo de la comunidad para revisar, calificar y votar la información que conocen o han utilizado. Piensa en tus sitios de compras favoritos o en los sitios de reseñas de películas que utilizan esta función de las redes sociales.

¿Cuáles son las redes sociales más populares?

Según el más reciente informe de Comscore sobre el uso de las redes sociales en América Latina, Brasil, México y Argentina son los tres países donde más se consumen las redes sociales, con un 97,9%, 92,3% y 91,1% de la población haciéndolo. Las redes con más perfiles activos son Facebook (con más de 130 millones de perfiles sólo en Brasil), Instagram, Twitter y Linkedln -el informe deja fuera a WhatsApp, una de las apps más utilizadas en la región-.

En cuanto a nivel mundial, el líder del mercado, Facebook, fue la primera red social en superar los mil millones de cuentas registradas y actualmente cuenta con más de 2.790 millones de usuarios activos mensuales. La empresa también posee actualmente cuatro de las mayores plataformas de redes sociales, todas ellas con más de mil millones de usuarios activos mensuales cada una: Facebook (plataforma principal), WhatsApp, Facebook Messenger e Instagram. En el primer trimestre de 2021, Facebook registró más de 3.450 millones de usuarios mensuales del producto familiar principal.

Redes sociales más populares del mundo 2021

Redes sociales más populares del mundo en abril de 2021, clasificadas por número de usuarios activos (en millones)

Ventajas y desventajas de las redes sociales

Las plataformas de redes sociales no pueden clasificarse como buenas o malas. Lo que las hace útiles o perjudiciales es el uso que haces de ellas. Así, aquí están algunas ventajas y desventajas relacionadas a su uso:

Ventajas de las redes sociales

1. Conectividad más rápida

Puedes conectarte con cualquier persona situada en cualquier parte del mundo con sólo pulsar unos pocos botones. Por si fuera poco, ya ni siquiera necesitas un ordenador o una conexión fija a Internet. Puedes sacar tu teléfono y enviar un mensaje a conocidos y desconocidos con una mano mientras te comes un trozo de pizza con la otra.

2. Ahorra la molestia de concertar reuniones cara a cara

Antes, si querías programar una reunión con una persona desconocida con la que no tenías relación, tenías que llamar a varias puertas y esperar varios días antes de que se produjera la interacción (si es que se producía).

Hoy en día, puedes enviar una solicitud de conexión a cualquier persona en pocos minutos. Claro que el resultado depende de lo bien que consigas causar una impresión, pero los obstáculos anteriores de la familiaridad física ya no existen.

3. Comunicación más rápida

Si tienes que reunir a 10 personas para salir de fiesta un sábado por la noche, tienes que enviar un solo mensaje en grupo. Imagina llamar a esa cantidad de personas a un teléfono fijo, encontrarlas en sus casas y coordinar una hora. Definitivamente es una excelente herramienta salva-tiempo.

4. Oportunidad de ganar visibilidad

Las redes sociales te proporcionan una plataforma para volverte reconocido. Si eres escritor, puedes autopublicar en Amazon. Compáralo con el envío de tu manuscrito a cientos de editoriales. Si eres músico, puedes abrir un canal de Youtube. Compara eso con encontrar un director musical dispuesto a lanzarte.

Aunque Internet ha creado más competencia, puedes hacerte un nombre de forma independiente con una pizca de trabajo duro y una pizca de talento.

5. Produce cambios

Cualquier acontecimiento que ocurra en el mundo se extiende como un reguero de pólvora. Sucesos como la corrupción, el mal servicio al cliente o la arrogancia innecesaria salen a la luz. Ni siquiera se necesita un equipo de medios de comunicación para cubrir la historia en su canal o sitio web.

La gente captura vídeos y los publica en Internet para exponer la realidad a millones de personas. Las marcas se preocupan por ofrecer un mejor servicio para evitar una mala crítica, mientras que un funcionario corrupto sabe que un vídeo suyo aceptando un soborno significa una sentencia de muerte para su profesión.

Aunque este tipo de problemas siguen existiendo, las redes sociales hacen que la gente sea más consciente de sus actos.

6. retroalimentación más veloz

¿Quieres conocer las opiniones sobre un servicio o un producto desconocido? Puedes leer lo que dicen otros usuarios a través de las reseñas.  ¿Buscas recomendaciones sobre las cosas que debes hacer en tu viaje de mochilero? Busca un grupo de Facebook y muchos te darán sugerencias sin coste alguno.

Sí, recibes indicaciones de una persona que nunca has conocido sobre un producto que nunca has usado, sin embargo, sabes que puedes seguir la orientación.

7. Grupos sociales

No importa cuál sea tu área de interés, puedes encontrar personas afines en las redes sociales. Facebook tiene grupos para todo lo que se te ocurra. No todos están activos, pero con un poco de esfuerzo, puedes encontrar una comunidad comprometida para intercambiar tus ideas. Sin las redes sociales, te costaría encontrar un puñado de personas en tu entorno que compartieran los mismos intereses que tú.

8. Permite encontrar nuevos empleos

Hoy en día, se puede solicitar un puesto de trabajo de prestigio directamente desde tu escritorio. Por si fuera poco, los propios reclutadores se ponen en contacto contigo si tienes una presencia influyente en LinkedIn.

9. Conoces las noticias

Los periódicos y la televisión han servido como fuente de noticias durante décadas. Desde la llegada de las redes sociales, están perdiendo audiencia. Ya no es necesario encontrar las noticias. Las noticias te encontrarán a ti.

10. Las empresas llegan al público adecuado

Para las empresas, las fuentes tradicionales de publicidad eran los grandes anuncios en el periódico, la contratación de una agencia de embajadores de marca, un atractivo anuncio de televisión o una valla publicitaria en una calle concurrida.

No obstante, las redes sociales han transformado este enfoque. Hoy en día, si se publican anuncios en Facebook, con la orientación adecuada, se puede llegar sólo a aquellos que están realmente interesados en lo que se ofrece.

11. Crowdsourcing

El crowdsourcing es un modelo de abastecimiento en el que los individuos obtienen bienes y servicios de un gran grupo de participantes. El método tiene una amplia aplicación para diferentes fines y, entre ellos, destaca la obtención de capital para una idea de negocio. Este se apoya en su mayoría en las redes sociales para dar a conocer la idea a un público más amplio.

12. Propagación más rápida durante una crisis

Debido a la velocidad con la que se propaga la información en las redes sociales, se puede saber de cualquier crisis más rápido que nunca. Cuando se produce una calamidad natural, Facebook ofrece una opción para marcarse como seguro. Un simple clic evitará que tus seres queridos sufran un ataque de ansiedad.

13. Divertirse

Pasar tiempo en las redes sociales te ayuda a divertirte en pequeños detalles. Puedes compartir una actualización en tu muro, etiquetar a tus amigos para captar su atención, gastar una broma sobre la foto de tu hermano, etc. ¿Son todas estas actividades productivas? No del todo. ¿Pero son divertidas? Sin duda.

14. Te permite convertirte en una fuente de inspiración

Publicar tus experiencias en el viaje hacia el autodescubrimiento puede ser una fuente de inspiración para otros que están en una situación similar. Tus publicaiones pueden servir de trampolín para que otros encuentren esperanza y las habilidades necesarias para afrontar lo que están viviendo.

15. Influye en que lleves una vida más sana

¿Qué pasa cuando ves a alguien que publica sus propias fotos mientras persigue sus objetivos de salud? Lo más probable es que te inspire a hacer cambios saludables en tu propia vida también.

Desventajas de las redes sociales

1. Adicción

Este es uno de los mayores problemas de las redes sociales. Todas ellas tienen un gran equipo cuyo único objetivo es asegurar que los usuarios como tú y yo utilicen la plataforma repetidamente. Por lo tanto, una vez que te involucras en una de estas páginas o aplicaciones, sientes la necesidad de volver una y otra vez.

¿Te has dado cuenta de que abres tu feed de noticias de las redes sociales y te desplazas sin motivo? Eso es lo que pueden hacer Instagram y Facebook.

2. Mata la productividad

Con la cantidad de apps que hay en el mercado hoy en día, tu teléfono te mostrará una infinidad de notificaciones cada día. Por sí misma, cada notificación parece una pequeña distracción, pero poco a poco, una tras otra, consumen tu tiempo y destruyen tu productividad sin que te des cuenta.

3. Muestra sólo el lado bueno

En las redes sociales, todo el mundo quiere retratar sólo sus mejores momentos, los más interesantes o gloriosos, cada actualización de tus amigos dice: «Mira, estoy haciendo esto y quiero que lo sepas».

A base de ver tantas cosas positivas de las que te estás perdiendo, puedes sufrir de baja estima en la que empiezas a preguntarte si estás viviendo una vida miserable mientras los demás se divierten.

En definitiva, es un círculo vicioso en el que todos piensan que su vida es miserable mientras que la de sus amigos es fascinante.

4. Información poco fiable

Debido a la velocidad de propagación y a la negligencia de la gente a la hora de verificar la autenticidad, toneladas de información falsa flotan en internet. Para colmo, cuando intentas buscarla, encuentras muchos sitios web que mencionan la misma información y das por hecho que varias fuentes no pueden estar equivocadas. Pero muchas veces, todas ellas sólo han difundido lo que encontraron sin realizar ninguna diligencia debida.

5. Cuenta una parte de la historia

Debido a la viralidad de las plataformas sociales y a la credulidad de la gente para confiar en la palabra de cualquier persona al azar, las historias unilaterales crean furor en Internet.

En las redes sociales, la gente saca conclusiones precipitadas sin intentar desenterrar la realidad de ambas partes.

6. Crea falsas expectativas

Los «likes» y comentarios en las redes sociales no siempre se traducen en elogios en la vida real. Los adolescentes que han crecido en la generación actual tienen problemas para enfrentarse a la dura realidad.

7. Problemas de privacidad

Facebook y otras redes sociales saben mucho más de ti de lo que crees. No tienes ningún control sobre cómo se almacena y utiliza tu información. Muchas veces, incluso una actualización de estado o una foto que publicas llega a un público no previsto. Incluso entre tus seguidores y amigos, no tienes ni idea de cómo te juzgan mentalmente.

Si estás en las plataformas de las redes sociales, que puedo apostar que sí, ya has divulgado más sobre ti de lo que querías.

8. No puedes borrar tu contenido por completo

Lo que es publicado en Internet se propaga a otros lugares en contra de la elección del creador. Diferentes lectores de contenido automatizados están leyendo el contenido las 24 horas del día. O tu amigo puede guardar la foto y enviarla a un grupo grande en WhatsApp. Un desconocido puede hacer una captura de pantalla y publicarla en su blog. Los escenarios son infinitos.

Lo que subes a Internet no es diferente de un nuevo virus. Una vez que sale a la luz, nunca conseguirás deshacerte de él del todo.

9. Ventas orientadas

¿Te has dado cuenta del espeluznante comportamiento que siguen los anuncios online? Una vez que buscas un artículo en un sitio web de e-commerce, de repente observas anuncios sobre productos relacionados por todo tu navegador en varios sitios web que visitas.

Las plataformas de publicidad online permiten a los anunciantes dirigir los anuncios a las personas que muestran interés por su producto. Esta flexibilidad supone una doble ventaja para los anunciantes. En primer lugar, el gasto en publicidad es bajo porque sólo el público al que va dirigido ve el anuncio. En segundo lugar, una persona que ha mostrado interés tiene más posibilidades de convertirse en una venta.

10. Causa fatiga mental

Utilizar las redes sociales entre las tediosas horas de trabajo parece proporcionar consuelo, pero sólo agota aún más tu mente. Cuando te desplazas por tu feed de noticias, tomas muchas pequeñas decisiones sin darte cuenta.

Tu cerebro funciona en modo de alerta con pensamientos como: «¿Debo hacer clic en esta publicación? ¿Merece esta foto un «me gusta»? ¿Cuál es la respuesta adecuada a este comentario?». Todas esas decisiones consumen energía mental. Como resultado, si utilizas las redes sociales durante tus descansos asumiendo que te ayudarán a desestresarte, te has equivocado.

11. Disminuye las conversaciones cara a cara

El contacto visual se ha transformado en cabezas semialzadas absortas en el teléfono. Como los medios sociales han facilitado las comunicaciones, la gente recurre a ellos por encima de otras interacciones personalizadas.

12. Daño a las empresas

Aunque las reseñas y opiniones tienen poderosos beneficios, las malas críticas pueden perjudicar a un negocio. Un cliente descontento puede dejar una mala crítica aunque el negocio no haya hecho nada malo. En algunos casos, las empresas han dejado falsas malas críticas sobre sus competidores como estrategia para conseguir clientes.

Dado que las reseñas en Internet no están moderadas, las reseñas incorrectas pueden suponer un desastre para un negocio.

13. Fraude y estafa

Debido al alcance de las redes sociales, los estafadores aparecen en todos los rincones. Si no tienes cuidado, se abalanzan sobre ti.

Los estafadores utilizan los canales públicos para obtener conocimientos, el medio del chat para establecer una conexión y, finalmente, utilizar la información para una transacción no autorizada.

14. Te hace dudar de tu propio juicio

El uso de las redes sociales aumenta tu exposición a demasiada desinformación. Hay noticias falsas, artículos emocionalmente reactivos y simplemente engaños que circulan como información real.

A veces es difícil saber qué información es verdadera y cuál es inventada. Puede llevar a dudar incluso de las opiniones que te has formado tras leer toda la información disponible en las redes sociales.

15. Estás expuesto a la violencia

Recientemente, las redes sociales se han convertido en una plataforma para que los delincuentes difundan sus delitos. Aunque la policía ha detenido a delincuentes después de que publicaran vídeos de sus delitos en las redes sociales, muchas personas han visto sin saberlo los vídeos de los delitos reales. Esto ocurrió cuando algunos usuarios decidieron compartirlos en sus propias cuentas sociales y aparecieron en su feed de noticias.

Ventajas y desventajas de las redes sociales

Conclusión

Hay múltiples redes sociales en la web, muchas de ellas con diferentes propósitos y nichos, no obstante, hay una para cada quien.

Las redes sociales han catapultado la tecnología y han hecho avanzar al mundo. Como plataforma en sí misma, no se le puede responsabilizar totalmente del daño o el beneficio que provoquen en las personas.

¿Quieres saber cómo aprovechar las redes sociales para tus planes de marketing? Lee nuestra publicación al respecto.

UNIRME AL GRUPO DE TELEGRAM